Cómo disfrutar realmente tu matcha / 5 TIPS EXPERTOS para hacer un delicioso matcha

Deja de hacer mal el matcha y comienza a disfrutar de su sabor y beneficios con estos consejos y trucos recomendados.

1. Consigue un MATCHA de Calidad.

Elige un grado ceremonial e investiga sobre su procedencia. (Recuerda, el mejor matcha viene de Japón).

Queremos Matcha de la más alta calidad, así que elije un grado ceremonial o premium (no el grado culinario) para beber e incluso cocinar.

Matcha de ‘grado ceremonial’ significa: Tencha recolectada en primavera y cultivada a la sombra, triturada en molinos de piedra a baja temperatura hasta menos de 10 micrones de finura.

El vendedor debe poder decirte de qué cultivo se hizo la Tencha. Ésta es información básica. Nosotros en Bee Organic trabajamos con Yabukita, aunque existen muchas variedades y mezclas.

2. Bébelo de un BOWL. (Borde más ancho = más sabor)

No tiene por qué ser un Chawan, ya que puedes usar cualquier tazón de borde ancho en tu cocina. Solo recuerde que el Matcha sabe mejor en un tazón que en una taza.

Esto se debe a que un buen Matcha tiene una mezcla de sabores muy compleja: de floral a cremoso, de salado a dulce, de suave a amargo. Para saborear toda esta complejidad correctamente, el Matcha primero debe cubrir tu lengua: todo el frente, los lados y la parte posterior antes de bajar por la garganta.

Por el contrario, el borde más estrecho de su taza canalizará el Matcha directamente sobre la lengua y hacia la garganta, donde se recogen notas terrosas y amargas. Mientras tanto, los lados de la lengua, que son más sensibles a los aspectos más dulces de Matcha, quedan fuera.

Por lo tanto, use un borde más ancho que permita sorbos más grandes que expongan el rango completo de sensibilidad de su lengua a todos los matices del sabor de Matcha.

3. Menos es más (No lo diluyas)

El matcha no está destinado a ser soportado, sino que se disfruta como un regalo de bondad concentrada. No es necesario hacer un Matcha acuoso solo para que puedas soportarlo.

Si lo estás diluyendo con agua, te estás perdiendo un equilibrio placentero de sabor y textura que han disfrutado los bebedores de té durante cientos de años.

Para la proporción de té / agua, recomendamos 1 cucharadita copeteada (o 2 cucharadas de Chashaku) y 60 ml de agua, que es más o menos un cuarto de taza.

Pero no te limites a verter el agua, revolver y beber. Primero haz una pasta de tu Matcha.

4. Mantenlo COOL (Comienza con 70-80ºC)

Para lograr el equilibrio correcto entre el alto nivel de sabor del aminoácido L-teanina del Matcha grado ceremonial y el brillante antioxidante Catequina, usa la temperatura adecuada del agua para controlar esos sabores contrastantes y crear una mezcla con más sabor.

Calienta el agua lo suficiente para resaltar el brillo de las catequinas sin acentuar su amargura. Le recomendamos que comience con una temperatura del agua de 70 °C y luego la ajuste al gusto dependiendo de qué tan fuerte prefiera su té y la calidad de Matcha en su tazón.

¿No tienes hervidor de control de temperatura? No hay problema. Simplemente hierve el agua y luego vierte un poco de agua fría (la mitad de lo que ya está en el hervidor) en el hervidor para bajar la temperatura del agua a los 70 °C que recomendamos.

5. La TEXTURA es clave. (Haz una pasta primero)

El Matcha debe tener un tratamiento ultra suave, aterciopelado (y generalmente espumoso) que brinda una sensación en la boca lujosa. (Por eso hay que molerlo a menos de 10 micrones).

Una vez que tenga lista la temperatura adecuada del agua, prepare el Matcha agregando un chorrito de agua caliente (aproximadamente 10 ml) al polvo y mezcle hasta formar una pasta. Puede usar un Chasen o un batidor eléctrico, pero concéntrese en convertir esos grumos de polvo en una pasta suave y consistente.

A continuación, agregue el agua caliente restante (50-60 ml) y revuelva la pasta, asegurándose de que no queden grumos a los lados del recipiente. Tómate tu tiempo hasta que no quede polvo en el bol o entre las cerdas de tu batidor. Hazlo bien y el sorbo final será tan suave como el primero.

Cuando tu Matcha sea un líquido suave, opta por la espuma. Mueve tu batidor en un movimiento de ‘W’, comenzando desde el fondo del tazón y levantando el batidor hacia arriba a medida que acelera ese patrón de ‘W’ hasta que obtenga una hermosa crema burbujeante sobre su Matcha.

Si la espuma desaparece, puedes volver a batir tu Matcha para revitalizarlo. La textura debe ser suave, cremosa y viscosa, con una espuma deliciosamente ligera.

6. BONUS TIP – Alinea tu estómago (no necesitamos las náuseas)

Matcha contiene cafeína junto con una rica mezcla de compuestos de origen vegetal. Eso es genial si necesita un impulso de energía natural, pero no tan bueno en un estómago desprevenido. Al menos al principio.

La rica y energizante potencia de Matcha puede hacerte sentir náuseas si lo bebes con el estómago vacío. Esta es una reacción natural y no hay nada de malo aquí con el Matcha. Simplemente asegúrate de comer algo antes de beber tu Matcha.

Así es como introduces el Matcha en tu rutina matutina y te sientes genial.

Esto no le sucede a todas las personas, pero si haz tenido esta sensación al tomarlo en las mañanas, solo acompaña tu matcha con un pan tostado con miel como a nosotros nos gusta 🙂

¿Te gustó? comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *